Entrevista a Rick Santino, el niño de los 90: 17 diciembre, 2015 – Publicado en: Interview, Música – Etiquetas: , ,

El pasado 9 de agosto, el sello Fat Flava lanzó “Niños de los 90” un disco que unía al MC oriundo de Las Cruces, Rick Santino con el grupo de productores RTTC Commite. El trabajo consta de 9 tracks que evocan el sonido de la era dorada del hip hop. A pesar de que Santino (bajo el alías de Don Ve) tiene una larga trayectorias bajo el brazo, este último trabajo le ha traído un reconocimiento inédito hasta ahora y que lo posiciona como uno de los nombres a seguir dentro de la escena del hip hop nacional.

En esta entrevista, Santino nos habla sobre el éxito de su último disco, critica el rumbo que ha tomado el hip hop actualmente y adelanta proyectos futuros con RTTC Commite y Sea XL.

 

¿Quién es Rick Santino?

 

El padre de Matilde, el marido de Bárbara, rapero, ser humano. No sé hueón. Esas preguntas existenciales me dejan pa la cagá. Siguiente pregunta.

 

Considerando que eres de región ¿Crees que el rap de región tiene el espacio que se merece en la escena del hip hop nacional?

 

No, pero no creo que sea culpa de los cabros de regiones ni de los cabros de Santiago. Tiene que ver con una hueá más grande que es la centralización que se ve a nivel de país, que se ve en todos los aspectos, no solo en la escena hip hop. Ahora, sería más bueno estar más conectado, pero el tema geográfico es súper importante. Que ganas de nosotros mismos poder ir todos los fines de semana a tocar a  regiones, a Antofagasta, a La Serena o a Coyhaique, pero si te poní a pensar la hueá está más lejos que la chucha, es comprensible. Ahora, eso de la escena, figurar en la escena, creo que no debiese ser el objetivo para ningún músico. Creo que más allá de donde pueda llegar, no creo que esa sea la esencia ni el por qué de que uno empiece a hacer música. O sea, yo no empecé a hacer música por tener ganas de llegar a la escena. Yo hago la hueá con dignidad, con trabajo, porque me gusta, porque soy fan del hip hop, porque quiero contribuir al legado del país, pero eso no necesariamente significa que yo tenga que figurar. Si mi música la escuchan 10 personas y si de esas 10 personas una aprende algo de mí y logra tirar pa arriba su propia hueá, yo voy a  haber aportado con algo.

 

¿Consideras que el hip hop se vive de manera distinta en las regiones? ¿O es parecido a lo que vemos en Santiago?

 

En el litoral al menos, es muy similar. Es como lo mismo pero a otra escala.

 

Rick Santino & RTTC Commite

¿Cuál es tu balance hasta ahora de “Niños de los 90” y como ha sido el recibimiento del público?

Vamos como avión. Ha sido un buen recibimiento, ha habido un par de críticas pero la mayoría de la gente que lo ha escuchado dedito pa arriba y bien. Vamos a sacar ahora la última vuelta, la última estrujada del disco con otro video más y las copias para finalizar el proceso del disco. Pero hasta ahora todo bien, han salido eventos, ha aparecido mucha gente en las redes felicitando. Me han escrito desde lugares impensados, Guatemala, México, Venezuela, Colombia, y aquí en Chile, Coyhaique, Iquique, que son lugares que jamás hubiera pensado que iba a tener contacto. El hecho de que haya gente que le guste y que se identifique es una satisfacción extra, yo no hice el disco para eso pero igual recibir eso contribuye a decir “si hueón, hicimos bien la pega”. Independiente de la cantidad de reproducciones o visitas, ya hay gente que dice que esto está bien hecho y eso es satisfactorio.

 

¿Crees que hay un punto de inflexión con este disco que ha destacado más que tus trabajos anteriores?

 

Si po obvio, claramente es parte de un proceso. Era imposible pensar que con el “Inmigrante en la capital” o con el EP de principios de año iba a llegar tan lejos. Tenían menos proyección esos trabajos y tiene que ver con un montón de  cosas. Con cómo se gestan los proyectos, o sea cuando ya llevábamos 3 temas de este disco y me dicen “queremos que salga por Fat Flava” y cachai que la hueá es mas pro, es como un puntapié inicial, era como empezar de nuevo, por eso también el tema del cambio de nombre porque es una nueva etapa. Si tu escuchai los discos anteriores, cachai que hay otra volada. Siendo que el disco “Niños de los 90’s” es súper específico y está como súper enfocado a un cierto tipo de personas, logró llegar a más gente que los discos anteriores que quizás si tenían un  abanico de temáticas superior. Pero tiene que ver con la forma, los otros discos están pensados con más rabia o con más enfado. Ahora me solté y me relajé y dije: “Chao, voy a pasarlo bien haciendo está hueá”. Rescatar un poco  lo que tenía la música antes. O sea, dentro de todas las paradas, lo artístico, la parada que podí tener como productor o sonidista, también está la parada de  que esto en algún grado es entretenimiento, yo escucho un disco porque es entretenido independiente de que esté de acuerdo con los mensajes, con la escritura, con la técnica y todo lo que hay detrás. Finalmente yo igual busco un disco que sea entretenido por eso dije “voy a pasarlo bien haciendo este disco, voy a soltarme, voy a sacarme esa rabia culiá”.

 

¿Cómo surgió la idea de hacer un disco enteramente producido por RTTC Commite?

 

Yo a Keep On Diggin lo conocí el 2011 en una tocata y de ahí que surgió lo de hacer música juntos y nada po, no fue como voy a hacer un disco con RTTC Commite, si no que un día Matías me dice: “Tengo unos beats, hagamos algo” y listo, me mandó 3 beats y hice los primeros 3 temas del disco como en una semana. Y ya con esos temas apareció el interés de que saliera por Fat Flava y de alargar el proyecto. Pero no fue tan pensado. No fue como, ahora vamos a sacar el disco y el disco va a tratar de esto.

 

¿Cuál es el concepto detrás de este disco?

 

Nostalgia. Y en el fondo rescatar lo que se hacía antes, el espíritu que había antes, menos pendiente de la escena, de las luces, de los posteos, del me gusta o no me gusta, sino que hacer algo más natural que represente a tu  gente, que represente a tu barrio, que represente a tu círculo.

 

¿A qué se debe el homenaje que haces a “los 90’s” a lo largo todo el disco? ¿Cómo recuerdas esa época?

 

El homenaje se debe a que fue la década en la que el hip hop logró su mayor desarrollo y fue la época dorada. Yo recuerdo esa época siendo un niño, no tan vinculado a la música, por eso en el disco hay más que nada alusiones a cosas infantiles y a cosas más ajenas al hip hop. Porque claro, yo nací en el 88 entonces en los 90 era un cabro chico.

 

Esa visión romántica del hip hop de los 90’, ¿viene acompañada por una visión crítica de lo que está de moda hoy en día?

 

Claro, hay un tema de apreciar lo de atrás y criticar lo de ahora, y eso a su vez también es criticable y me lo han hecho notar. Tiene que ver con que a lo mejor no estaría hablando de esto si estuviera conforme con el nivel de la música actual. En ese sentido, gracias a todos los falsos y raperos toy que hay, porque nos dan bastante material a nosotros pa escribir. Porque si estuviésemos contentos con la escena, con la música que se hace, yo no estaría hablando de esto, estaría hablando de otras cosas quizás. Siento que la música va evolucionando y que en algún momento alguien tiene que decir: “Loco, estamos tomando un mal camino”. Y si bien nunca hay que retroceder, a veces es bueno devolverse un par de pasos pa tomar vuelo y seguir por otro camino. Si hasta aquí vamos bien, qué pasó de aquí pa allá que nos fuimos a la chucha. De dónde empezaron a aparecer toda esta manga de culiados charchas, dónde se perdió la esencia. Porque igual hay un tema de hacerlo con dignidad, tu vení a mostrar tu arte, mostrar tu rap y en qué momento la hueá se denigró tanto. Se chavacanizó.

 

 

¿Algún nuevo proyecto en mente?

 

Hay un EP con RTTC y Sea XL en camino, probablemente para enero, febrero o marzo del próximo año. Y de ahí, creo que voy a tomarme un receso, siempre digo lo mismo y nunca lo hago. Pero yo creo que voy a pegarme una chantada después de estos dos discos pa vivir un rato y acumular hueás pa después lanzar un LP. RTTC va a estar si o si pero también de repente puedo reclutar a algunos de los beatmaker que han trabajado conmigo en los otros proyectos. Finalmente todos han contribuido de cierta forma para llegar a este punto y pa mi es muy importante eso de dar vuelta la mano. A la gente que me ha apañado me gusta apañarla de vuelta.